La casa Nautilus, ícono de la arquitectura orgánica.

La arquitectura orgánica rompe con la estructura recta que conocemos comúnmente. En este artículo encontrarás todos los detalles de la casa orgánica Nautilus diseñada por el arquitecto mexicano Javier Senosiain. Te invitamos a que descubras lo maravilloso que tiene la arquitectura orgánica.


Una casa de formas curvas

Arquitectura orgánica de Senosiain.

Arquitectura orgánica de Senosiain.

La Casa Nautilus se encuentra ubicada en Naucalpan, en el Estado de México, México. La construcción terminó en el 2007 y surge como consecuencia de que los comités del proyecto buscaban una casa orgánica integrada a la naturaleza. El proyecto de la casa Nautilus es la más clara idea de una casa rara y bonita. La casa Nautilus es una combinación ambiciosa y bien lograda de arquitectura y diseño. En este caso podemos ver que la arquitectura orgánica en sus formas libres puede ser tan bella como la arquitectura de líneas rectas.

 


Su nombre hace referencia a… un caracol!

El interior orgánico del caracol es amplio y colorido.

El interior orgánico del caracol es amplio y colorido.

Esta casa orgánica le debe su nombre a la concha del mismo nombre, es un Nautilus. El Nautilus es un cefalópodo en el que se pueden apreciar las curvas y formas que se encuentran por todo el interior y en el exterior. En este caso La casa Nautilus es una casa rara por dentro y por fuera. La casa Nautilus es un bello ejemplo de la arquitectura orgánica en México. El proyecto corresponde al Arquitecto Javier Senosiain, el cual encontró inspiración en personalidades como Robert Fulton, famoso por inventar el submarino. También en la obra del director de cine Darren Aronofsky y por supuesto, el escritor Julio Verne.

 


Diseño espectacular de Javier Senosiain

Diseño del proyecto de la casa Nautilus.

Diseño del proyecto de la casa Nautilus.

El arquitecto Javier Senosiain explicó que desde los primeros trazos que llevó a cabo, definió la zona de desplante de la construcción. La casa Nautilus se construyó en el fondo del predio. De esta manera queda al frente el acceso al predio, encontrando primero el jardín exterior.

El proyecto de esta casa rara en México considera una sola fachada tradicional envolvente. Pero se agregó una quinta fachada y que corresponde en este caso a las cubiertas en lenguaje arquitectónico. El desarrollo y construcción presentó características y requerimientos específicos que se iban cubriendo casi espontáneamente, sin imposiciones. En la casa orgánica Nautilus “Se encuentra la forma, en lugar de dar forma”. La arquitectura mexicana moderna crece en diferentes corrientes, en este caso la arquitectura orgánica de Senosiain es una de las que más aceptación tiene.

 


El diseño arquitectónico de la casa Nautilus.

El espacio interior de la casa Nautilus es amplio y bien iluminado.

El espacio interior de la casa Nautilus es amplio y bien iluminado.

Las características de la arquitectura orgánica consisten básicamente en que se genera una experiencia espacial en la secuencia de un recorrido, donde ni los muros, ni el piso, o el plafón son paralelos. Las líneas de la estructura de una casa orgánica como La casa Nautilus no son rectas, no existen elementos paralelos ni perpendiculares entre si.

La arquitectura orgánica imita las formas simples que se encuentran en la naturaleza. Las formas orgánicas en la arquitectura son una secuencia de elementos de líneas sinuosas que proveen el refugio más básico del ser humano.

El proceso constructivo que se empleo para construir la original casa Nautilus es el ferrocemento. El ferrocemento es un mortero (arena, cemento y agua) combinado con un esqueleto de varillas de tres octavos de pulgada. En el caso de la casa orgánica el acero se ha colocado en espiral y radialmente. A ésta red de acero se le ha recubierto por dos mallas de metálicas de gallinero, una por el interior y otra por el exterior.

Fachada de la casa Nautilus de Senosiain.

Fachada de la casa Nautilus de Senosiain.

Literalmente la casa Nautilus es como la casa es un gran caracol. Estructuralmente trabaja como la concha de un caracol. Los cimientos, los muros, los pisos, los techos, e incluso los muebles trabajan como un cascarón de ferrocemento de cuatro a cinco centímetros de espesor. El acabado exterior de la casa orgánica es a base de revocados rústicos de cemento con recubrimiento en pintura acrílica.

Un gran vitral ilumina con muchos colores la fachada principal de esta casa orgánica. Los vitrales en muros son una solución ideal para dar color a un espacio interior. Conoce más sobre vitrales siguiendo este link. Si quieres conocer mas acabados para fachadas modernas, solo sigue el link.


Espacios ventilados naturalmente

Los interiores de la arquitectura orgánica son sinuosos.

Los interiores de la arquitectura orgánica son sinuosos.

La forma toral en espiral continua que mantiene una doble curvatura y es lo que le da rigidez estructural. La ventilación de la casa Nautilus existen dos ductos bajo la tierra. El aire entra a la casa por estos ductos, así en la época de calor el aire se enfría, y refresca la casa fluyendo por el caracol en espiral. La misma forma orgánica del caracol ayuda a que el aire frío empuje el aire caliente hacia arriba y este salga por la parte alta del Nautilus.

 


Adecuación de espacios en una casa orgánica

Los servicios son novedosos y originales.

Los servicios son novedosos y originales.

Literalmente el diseño arquitectónico de esta casa orgánica es como la morada es un gran caracol. Desde el principio, se mantuvo el interés en que los muros interiores se pintaran con algún material que diera la apariencia del nácar del Nautilus. En el caso de los exteriores se quiso copiar el patrón de las líneas ocres tan características del caracol. Realmente el diseño de esta casa quedó muy parecida a la forma del Nautilus.

La sala es un hermoso jardín interior en la casa Nautilus.

La sala es un hermoso jardín interior en la casa Nautilus.

Se aumentaron en la parte baja y al centro un espacio que transmite los esfuerzos del centro del Nautilus al terreno. En la planta alta de la casa se diseñó un estudio. También en la parte más elevada de la casa se colocó el depósito de agua en forma ascendente terminando en punta. Los espacios interiores son igualmente impresionantes como los exteriores. En un inicio los interiores se diseñaron de una manera que hubo que rediseñar para obtener mayor superficie verde en el interior. La sala, tenía en un principio un diseño circular; pero el arquitecto Senosiain pensó que se podría adaptar en el jardín, la sala. Aunque una casa tenga espacios interiores de pequeños siempre se pueden decorar para hacerlos más cómodos.

Los jardines interiores son una solución perfecta para integrar la naturaleza a nuestro entorno más privado. Conoce más sobre las tendencias en los jardines modernos.

Las formas orgánicas son sorprendentes en los interiores de la casa Nautilus.

Las formas orgánicas son sorprendentes en los interiores de la casa Nautilus.


El ser humano nunca debe perder sus raíces naturales

El proyecto cumple fielmente a la idea base de construir un lugar tan vinculado con la naturaleza, pero al mismo tiempo pensando en el hombre. La filosofía utilizada por Senosiain es concreta, el ser humano no debe olvidar sus raíces naturales. La arquitectura orgánica nos invita a conectarnos siempre con la naturaleza y volver a aprender a convivir con ella. Respetar los espacios naturales y realizar de nuestro hábitat un lugar armonioso.

 

…el ser humano no debe desprenderse de sus impulsos primigenios, de su ser biológico. Nunca deberá olvidar que proviene de un principio natural y que la búsqueda de su morada no puede desligarse de sus raíces; se debe evitar que su hábitat sea antinatural…Javier Senosiain

 

La luz a través de los vitrales de la casa orgánica Nautilus.

La luz a través de los vitrales de la casa orgánica Nautilus.